SCROLL

Oso andino o de anteojos

(Oso de Anteojos)

2000 USD
Donados

Existen ocho especies de osos: el oso polar (Ursus maritimus), el oso pardo (Ursus arctos), el oso negro (Ursus americanus), el oso panda (Ailuropoda melanoleuca), el oso malayo (Helarctos malayanus), el oso negro asiático (Ursus thibetanus) y el oso andino u oso de anteojos (Tremarctos ornatus).

Desde Animal Bank nos aliamos para proteger el oso andino. Conoce aquí sus características e importancia para el medio ambiente.

Generalidades del oso andino

Se caracteriza por su pelaje negro oscuro con manchas claras en el rostro, cuello y pecho que son únicas en cada individuo. Por otra parte, el olfato es uno de los sentidos más desarrollados, siendo mucho más potente que el de un perro.

¿Dónde se encuentra el oso andino? Oso Andino o de anteojos

Los osos andinos son los únicos osos que habitan en la región de los andes suramericanos, con presencia en Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia.

Estos animales están desde los 800 hasta los 4750 metros de altitud, cubriendo un área aproximada de 260,000 km².

En Colombia, el oso andino habita en los tres ramales de la cordillera de los Andes, recorriendo los bosques andinos y páramos.

Allí encuentran una gran variedad de alimentos: frutos dulces y carnosos, bromelias, palmas y, en ocasiones, proteína animal.

Los árboles son elementos esenciales para su supervivencia, dado que puede construir plataformas con las ramas de los árboles para alimentarse o descansar.

Puede trepar para refugiarse cuando se sienten amenazados o, incluso, usan los troncos de los árboles como zonas de comunicación al frotar su cuerpo y dejar marcas de sus garras para informar a otros individuos de su presencia.

¿Cuánto mide el oso andino?

Los machos adultos erguidos pueden medir hasta 2 metros y pesar entre 140 a 175 kilogramos. Las hembras son un tercio más pequeñas alcanzando una altura máxima de 1,6 metros.

Es principalmente de hábitos diurnos y solitarios, a excepción de cuando la hembra está con sus crías, que pueden llegar a ser de uno a cuatro oseznos por parto.

Los oseznos al nacer son totalmente dependientes de su madre. Son prácticamente calvos, ciegos y no poseen dientes. Sus ojos generalmente se abren desde la cuarta o sexta semana de edad y a los pocos días dan sus primeros pasos.

Generalmente, los oseznos no dejan la seguridad de la cueva hasta que tienen 3 meses. Se cree que permanecen con la madre hasta los 2 años cuando se independizan y salen en búsqueda de un nuevo territorio para habitar.

La osa y los oseznos se comunican por medio de diferentes vocalizaciones similares a chillidos agudos o sonidos suaves y ronroneantes.

Importancia Ecosistémica

Es quizá la especie más carismática de la fauna silvestre en Colombia y se considera como el guardián de los páramos y del agua.

Al considerarse una especie sombrilla, su protección contribuye a la de otras especies silvestres y ecosistemas estratégicos para el aprovisionamiento de recursos como el agua.

También se le considera el jardinero del bosque porque al desplazarse o hacer sus nidos en las ramas de los árboles, permite el paso de la luz, lo que facilita la germinación de nuevas plantas.

Además, dispersa semillas a lo largo de su recorrido por el bosque y el páramo contribuyendo a su dispersión y a la regeneración de estos ecosistemas.

Amenazas del oso andino

El oso andino se ha catalogado como especie vulnerable a la extinción según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Su principal amenaza es la fragmentación y pérdida de su hábitat natural, generada por la implementación de actividades productivas y extractivas.

De igual, está la cacería como práctica de exhibición, para usos tradicionales o medicinales o como respuesta al eventual consumo de ganado o de cultivos de las comunidades aledañas a su hábitat.

En ocasiones, el oso consume animales domésticos o la carroña que se encuentran en zonas aledañas, por ende, su conservación depende directamente de las comunidades y actores estratégicos a favor de la especie.

Sabemos que al igual que nosotros, amas el oso andino. Por esto, te invitamos a donar y a seguir de cerca los datos que compartimos de este animal en nuestras redes sociales: Instagram y Twitter.