Alexandra Pineda Muñoz

Fundación Seaflower

Colombia - San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Bióloga investigadora comprometida con la conservación de los océanos y los ecosistemas marinos del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Hoy en día es Directora Científica de la organización Seaflower Research and Conservation Foundation, organización sin ánimo de lucro enfocada en la investigación y conservación de las especies y ecosistemas marinos de la Reserva de Biosfera Seaflower. 

Alexandra ha demostrado que, hoy una de sus grandes preocupaciones es la rápida disminución de loros en las aguas de San Andrés debido a la sobrepesca, ya que están siendo pescados indiscriminadamente en las aguas circundantes de las islas desde hace varios años. La sobrepesca de loros está generando un aumento de macroalgas sobre los corales, lo cual está resultando en el deterioro de los arrecifes, y en ecosistemas menos productivos y menos resilientes.

Con el paso de los años, ella ha evidenciado como los arrecifes que estaban sanos y llenos de vitalidad han ido perdiendo sus colores y cobertura de corales vivos, mientras las algas colonizan toda superficie y ahogan a todos los pólipos de coral y la única forma de mantener un arrecife saludable minimizando la cobertura de las algas es conservando a los peces loro, herbívoros naturales que alimentándose de ellas ayudan a mantener las superficies de los corales libres evitando que se ahoguen y mueran. Además de esto, conservar a los peces loro es asegurar la permanencia de nuestras playas de arena blanca que tanto atraen a turistas en el Archipiélago.

Para poder conservar los corales y los arrecifes coralinos, así como la biodiversidad que estos sustentan, resulta vital conservar a las especies de pez loro, es por esto que desde 2016 Alexandra y su equipo de la Fundación Seaflower desarrollaron un programa de conservación de peces loro en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, monitoreando el estado de las poblaciones locales, llevando a cabo una estrategia educativa con pescadores artesanales de las islas para evitar su pesca, con restaurantes y cooperativas pesqueras para evitar su comercialización, y con la comunidad y turistas para evitar su consumo. El monitoreo y las acciones de control y vigilancia para proteger las poblaciones de estas especies son acciones que conjuntamente, de la mano de programas educativos, aseguran la persistencia y sobrevivencia de estas especies.

El ejemplo que nos deja Alexandra nos demuestra que trabajar por la conservación de la biodiversidad es aportarle a la sostenibilidad de las comunidades y la mejora de su calidad de vida. Su trabajo se ha convertido en un referente para el mundo entero entorno a la conservación.